18 - 20 FEBRERO 2019
Feria Madrid

Innovación y tendencias en interiorismo para hostelería

Innovación y tendencias en interiorismo para hostelería

La decoración de los espacios del sector restauración se ha convertido en un elemento diferenciador que consigue aportar un valor añadido a este tipo de negocios. Por este motivo, cada vez son más las empresas que apuestan por verdaderos proyectos de interiorismo para hostelería. Estas son las tendencias para decorar restaurantes, cafeterías, bares, salones de té, etc.

Una experiencia basada en la decoración

Los diseñadores de interiores han dedicado los últimos años a cambiar el concepto que los consumidores tenemos acerca de los negocios hosteleros. La experiencia de los consumidores en un restaurante, bar o cafetería se ha alzado como objetivo principal de estos negocios. ¿Cómo? Gracias al cambio en la mentalidad de los usuarios y al cada vez mayor protagonismo de las nuevas tecnologías.

Ya no solo cuenta la calidad de los productos que se consumen. También es importante el ambiente en el que son presentados y servidos. Esto es lo que ha hecho que se cambie la conceptualización de los espacios hosteleros.

Innovación sin límites del interiorismo para hostelería

Prestar especial atención a la decoración de interiores parecía solo estar a la altura de las empresas de gastronomía de lujo. Afortunadamente, esto ya no es así. Los espacios hosteleros de cualquier índole pueden ser transgresores, originales, encantadores e inolvidables. Todo consiste en llevar a la decoración del espacio la esencia del negocio escondida detrás de su propio nombre.

Estas son las últimas tendencias en cuanto al interiorismo para hostelería se refiere:

  • Escenarios de película. Lo último en decoración de interiores es crear espacios que nos recuerden a las escenas de películas famosas. Desde el primer, momento el cliente cambia su percepción y se deja llevar por el encanto de las sillas, la iluminación, los murales, etc.
  • Espacios abiertos y colores neutros. Este es un estilo muy escandinavo que se está poniendo muy de moda en nuestro país. Se trata de dejar los espacios abiertos para que, incluso, puedan ser compartidos por clientes que no se conocen. Mesas grandes para más de cuatro personas, mobiliario funcional y un ambiente relajado y distendido. Una idea que dista mucho de los antiguos restaurantes o cafeterías, donde se separaban las estancias con paredes o biombos.
  • Vuelta al pasado. El estilo vintage es indudable que está de moda en muchos sectores decorativos. Los negocios hosteleros han visto su auge y no han querido desaprovechar la oportunidad de darle un nuevo sentido al pasado. Muchos son los clientes los que agradecen una decoración basada en elementos antiguos, pero que están muy de actualidad.
  • Varios espacios en uno. Al igual que no tenemos dos clientes iguales, podemos disponer de varios espacios diferentes dentro de un mismo negocio hostelero. Unos clientes estarán más cómodos en uno y otros, sin embargo, preferirán el otro espacio. Se trata de usar diferentes decoraciones dentro de un mismo local para habilitar varios espacios dentro de una misma estancia. De esta forma, los restaurantes, cafeterías o bares logran brindar a su público experiencias muy distintas sin salir de su local.

El diseño de interiores en hostelería consiste en innovar siguiendo siempre la filosofía y propia imagen de la empresa. Una disciplina que seguirá creciendo a pasos agigantados en España.