19 - 21 FEBRERO 2018
Feria Madrid

Estrategias de marketing gastronómico

Estrategias de marketing gastronómico

Los sectores como el de la restauración necesitan de un plan de marketing especial que sea acorde con su línea de negocio. Hoteles, restaurantes, catering… trabajan bajo las premisas de este tipo de marketing. ¿Cuáles son las mejores estrategias de marketing gastronómico?

En qué consiste el marketing gastronómico

El marketing en sí mismo consiste en saber satisfacer las necesidades y expectativas de los clientes al tiempo que una empresa obtiene ganancias con ello. En este sentido, ya se puede acotar un poco más el término de marketing gastronómico: se trata del conjunto de estrategias orientadas a ponerse en la piel del público objetivo cuando este sale a cenar, a comer, de viaje, etc.

Pautas del plan de marketing gastronómico

Un buen plan de marketing orientado al sector Horeca debe estar basado en las siguientes premisas:

  1. El estudio minucioso del público objeto. No solamente ha de realizarse un estudio cuantitativo (edad, sexo…) sino también cualitativo (gustos, preferencias, rutinas…).
  2. La definición clara de los objetivos de la empresa.
  3. El diseño de una idea y la correcta transmisión de la misma a los clientes.
  4. La sorpresa. No hay nada como saber sorprender al público siguiendo siempre la línea de sus gustos. Sé original y diferente, pero sin perder tu esencia.
  5. La innovación como parte del plan de marketing. Las nuevas tecnologías están presentes en la vida de todas las personas y no pueden ser ignoradas. Utiliza la innovación para hacer llegar tus proyectos a los clientes. Aportarás a tu restaurante un toque de modernidad que representará tu constante evolución y crecimiento.

Construir la imagen de marca

Las grandes marcas se atrevieron a cambiar el mundo sin importarles lo que opinarían los demás. Asumir riesgos y convertirlos en oportunidades son claves del marketing gastronómico. Para poder llegar al gran público es importante saber construir una buena imagen de marca.

Lo primero de todo es no confundir la imagen de marca con productos o servicios. Todo lo contrario. Una buena imagen de marca ha de saber transmitir la cultura, la filosofía y los valores gastronómicos de una empresa. Todas esas características son las que hacen diferente a un negocio de otro. Se trata de entender que un restaurante no vende comida (todos lo hacen), sino que venden una experiencia de usuario inolvidable.

La importancia del ruido 2.0

Escuchar a las redes sociales es conocer la opinión de los clientes. El mundo 2.0 es sumamente importante, ya que es un fiel espejo donde poder mirarse. Ahí se puede conocer lo que piensa el público sobre un restaurante, su servicio, su comida, sus detalles, etc. Saber interpretar el ruido que producen las redes sociales es tener acceso a una información de un valor incalculable.

El mundo va a hablar, bien o mal, de tu restaurante u hotel. Por este motivo, la reputación online es otra de las partes más importantes a cuidar dentro del plan de marketing gastronómico. Ignorarlo sería cometer un error del que no será fácil recuperarse.