dark kitchens

El sector de la restauración ha tenido que evolucionar según lo hacía la demanda de los consumidores. La comida a domicilio o food delivery ha dejado de ser un servicio solo para un determinado tipo de comida como es, por ejemplo, el fast food. Hoy día, muchos restaurantes han decidido incorporar esta opción para cubrir un nuevo nicho de mercado. Es así como nacen las dark kitchens o cocinas fantasmas. 

Qué son las dark kitchens 

Las también conocidas con black kitchens son cocinas ajenas al restaurante y que son alquiladas en zonas periféricas para poder cubrir toda la demanda de los pedidos online o vía telefónica. 

El boom del sector delivery de comidas preparadas en restaurantes de alta calidad puede suponer el desbordamiento de la cocina principal. Las dark kitchens suponen un recurso de emergencia para aquellos negocios que no quieren perder a su clientela habitual, por atender los pedidos a domicilio. 

El gran dilema que supone este nuevo concepto es si los grandes cocineros depositarán su confianza en otras manos para preparar sus platos y que estos hablen por ellos. 

Cómo funciona una dark kitchen

En la actualidad ya existen plataformas que ofrecen a los restaurantes la posibilidad de alquilar sus cocinas. Este proyecto implica proveer a los negocios de restauración de toda la infraestructura necesaria para poder poner en marcha su servicio a domicilio lo antes posible. Este acuerdo también incluye la creación de campañas de marketing, así como la puesta a su disposición de una flota de riders cualificados. Todo ello, supone un importante ahorro en la inversión inicial, así como en otro tipo de gastos.

Ventajas de las dark kitchens como nuevo modelo de negocio

En menos de tres décadas el sector de la restauración ha tenido que vivir importantes cambios tecnológicos que les han obligado a renovarse o morir. Uno de ellos ha sido el paso del restaurante tradicional a las plataformas de comida a domicilio. Un nuevo modelo de negocio que, bien gestionado, tiene sus propias ventajas:

  1. Atender a todos los pedidos sin perder en la calidad final del producto. 
  2. Aumentar el área de influencia de tu restaurante al tener la posibilidad de repartir tus platos a domicilio. 
  3. Acceder a nuevos nichos de mercado que prefieren tener la opción de degustar los platos de su restaurante favorito en casa en lugar de hacerlo directamente en el propio local. 
  4. Ofrecer una imagen renovada y moderna del negocio, haciéndola más cercana al mundo online.  
  5. Aumentar los beneficios al tiempo que se ofrece un valor añadido extra a los servicios tradicionales de tu restaurante. 

Y es que no es de extrañar que la gran parte de los negocios de restauración hayan decidido apuntarse a esta nueva revolución. Sus clientes cada vez son más asiduos a Internet, lo cual ha supuesto un nuevo cambio al que adaptarse. El reto está ahora en conseguir que las dark kitchens igualen la calidad de la comida ofrecida en sala. Un trabajo importante si no se quiere perjudicar la imagen del restaurante. 

Si quieres seguir informado acerca de todo lo que acontece dentro del sector Horeca te invitamos a que entres en nuestra sección de Ebooks gratuitos