Un inicio incierto para un año prometedor

Powered by:

Tras el intenso proceso de recuperación que experimentó el sector de la hostelería durante la segunda mitad del año pasado, la cabalgada de la actividad del sector se truncó con la irrupción de la nueva ola de COVID-19 durante el mes de diciembre, que ha llevado, de nuevo, a que los indicadores de presión hospitalaria crezcan apreciablemente y a que se volvieran a implantar restricciones sobre la hostelería. No obstante, los indicadores de actividad más actualizados apuntan a que el impacto de esta nueva ola está siendo mucho menos intenso que en casos anteriores. En esta ocasión, la economía española ha contado con soluciones con las que no disponíamos hace un año: la gran proporción de población vacunada, la gran capacidad de testeo y la campaña de vacunación de la tercera dosis.

Los indicadores de actividad de tarjetas de CaixaBank confirman esta dinámica. Tal y como se puede observar en los gráficos adjuntos, la actividad de tarjetas españolas en comercios HORECA se redujo durante los meses de diciembre y enero, no obstante, se mantuvo en cotas similares a las de mayo 2021, mes en el que la actividad inició su rápida recuperación tras el fin del estado de alarma. Por su parte, la actividad de tarjetas extranjeras cayó solo tímidamente en el caso de los comercios de restauración, mientras que en alojamientos la actividad retrocedió hasta niveles similares a los de julio, mes en el que el certificado digital COVID comenzó a movilizar el turismo UE a gran velocidad.[1]

Así, esperamos que en las próximas semanas, con la progresiva estabilización de la pandemia, se recuperará de nuevo un nivel de demanda doméstica prácticamente prepandemia, tal y como ya registramos en noviembre del año pasado, y retomaremos la senda de mejora de la demanda internacional, que sigue siendo la gran clave para que el sector continúe mejorando su situación.

Con ello, a pesar de que el inicio de año ha estado cargado de incertidumbre, nuestras perspectivas se mantienen muy optimistas de cara al 2022. En este sentido, esperamos que la rentabilidad del promedio del sector HORECA siga mejorando el año próximo gracias a la fortaleza del consumo interno, apoyado por la demanda embalsada ligada al canal HORECA, y gracias a la recuperación de la llegada de turistas a España, con un turismo UE fuerte y la recuperación clara del turismo británico. Asimismo, la recuperación está siendo desigual, con comercios que aún arrastran dificultades debido a la caída de la actividad turística internacional. Por ello, el papel de la política económica se mantendrá crucial y, en los próximos meses, deberá continuar adaptándose de manera efectiva y ágil, ante una coyuntura más positiva, pero, a juzgar por la reciente evolución de la pandemia, aún inestable. Finalmente, el papel de los fondos Next Generation EU (NGEU) también será importante a la hora de sufragar inversiones en digitalización, sostenibilidad y mejora de infraestructuras, que actualmente son difícilmente asumibles por un sector HORECA aún lastrado por la pandemia, pero que serán muy necesarias para salir de esta crisis manteniendo su más que probada competitividad.

Food&Drinks

CaixaBank materializa su apoyo al sector a través de la comunidad Food&Drinks, una división lanzada en plena pandemia, con el objetivo de ser proveedores globales de soluciones para la restauración del país, aportando financiación al sector, facilitando un asesoramiento de calidad, una propuesta de valor ajustada a sus necesidades específicas, favorecer la transformación digital y asentar las bases para el desarrollo de su actividad desde un punto de vista sostenible. Uno de los principales retos a los que se enfrentan los negocios de la hostelería se centra en abordar la digitalización con decisión, para lo cual la entidad trabaja en soluciones financieras y no financieras, como Order&Go, servicio con el que los restauradores podrán digitalizar sus cartas, ofrecer pedidos online y gestionar los servicios de las “apps” de entrega a domicilio, entre otras funcionalidades. Para afrontar este año retador y lleno de oportunidades, queremos ser agentes activos en la transformación digital y en la mejora de la experiencia del cliente, apoyándonos también en acuerdos con partners estratégicos que ayuden a los negocios de restauración a experimentar un crecimiento sostenible.

Indicador CaixaBank de consumo en hostelería

Variación con respecto a la misma semana de 2019

[1] El indicador de consumo basado en los pagos con tarjeta en TPV de CaixaBank estima una evolución más positiva que la del consumo real debido al efecto que tiene el mayor uso de la tarjeta como medio de pago tras la irrupción de la COVID-19. Según datos del INE, la cifra de negocios de restaurantes cayó en septiembre de 2021 un 12% con respecto al mismo mes de 2019, mientras que el indicador de consumo CaixaBank alrededor de un 25%.