19 - 21 FEBRERO 2018
Feria Madrid

Marketing gastronómico: ¿en qué consiste?

Marketing gastronómico: ¿en qué consiste?

La constante evolución de los mercados, así como la amplitud del término `marketing´ han implicado una mayor especialización e innovación de conceptos. Tanto es así que existe un marketing específico para el conocido como sector Horeca: el marketing gastronómico.

Aclaración de conceptos

Se entiende a la gastronomía como la relación de las personas con la comida y su entorno. En este sentido, y teniendo en cuenta los diferentes tipos de negocio que abarca el sector Horeca, podemos diferenciar entre:

  1. Hostelería: Une dos conceptos: alojamiento y restauración.
  2. Restauración: Abarca a todos aquellos negocios que ofrecen comida y bebida a sus clientes.

El marketing gastronómico, por tanto, incide en ambos términos.

Definición de marketing gastronómico

Se trata de todas las estrategias de publicidad y  marketing aplicadas para mejorar la experiencia gastronómica de los consumidores. Este tipo de marketing requiere de un estudio previo muy exhaustivo que debe incluir:

  • El análisis del entorno cultural del público objetivo.
  • Un estudio de las costumbres y hábitos de los clientes.
  • Averiguar la relación de las personas con la comida, así como sus hábitos de vida.

Una vez obtenidos todos los datos, se procede a diseñar las estrategias de marketing gastronómico oportunas y destinadas a satisfacer las necesidades y preferencias de los consumidores.

La diferenciación, la clave del marketing gastronómico

Destacar por encima de la competencia siempre ha sido el objetivo de toda empresa. Para ello, es imprescindible ofrecer lo que los demás no tienen.  En este sentido, el sector Horeca ha sido uno en los que más se ha notado esta lucha por la diferenciación.

Algunos ejemplos, son las cartas de los restaurantes. Una de las estrategias de marketing gastronómico más utilizadas es la especialización de la carta según las necesidades específicas de cada cliente:

  • Carta con productos vegetarianos y veganos.
  • Platos sin gluten y sin lactosa.
  • Carta especial baja en calorías.

Todo ello favorece la creación de una marca personal con la que el cliente fácilmente se puede identificar.

El uso de las redes sociales

El marketing gastronómico incluye la presencia en las redes sociales, no como una forma de publicidad directa. Sino más bien como un lugar donde compartir experiencias y valores añadidos.

En concreto, una de las redes sociales más usadas por el sector Horeca es Instagram. La posibilidad de publicar atractivas imágenes de suculentos platos rodeados del mejor ambiente está muy valorado por los clientes.

Las redes sociales, además, permiten llegar a un público objetivo muy potente caracterizado por los millennials, los foodies y los influencers.

No es de extrañar ver en las redes sociales fotos de platos de comida. Las personas compartimos experiencias que mostramos a través de los perfiles de los social media. Por este motivo, toda estrategia de marketing gastronómico ha de incluir un apartado para el diseño, iluminación y emplatado para fotografías destinadas a mostrarse en las redes sociales.

En definitiva, se trata de innovar y sorprender teniendo siempre en cuenta el público al que nos estamos dirigiendo. Se trata de captar su atención de tal manera que se sientan identificados con aquello que hacemos y vendemos.