19 - 21 FEBRERO 2018
Feria Madrid

El concepto Fast Casual destrona al Fast Food

El concepto Fast Casual destrona al Fast Food

La restauración de nueva generación está acabando con viejas ideas, sobre todo, en cuanto a alimentación se refiere. La comida rápida y poco saludable está siendo desplazada por otro concepto de comida sana en restaurantes que conjugan la calidad, con la rapidez en el servicio. Lo que viene a ser el Fast Casual.

Un concepto urbano y low cost

El término Fast Casual nació en torno a los restaurantes urbanos con clientela de mediodía que exigía calidad en los productos junto con un servicio rápido. El servicio Fast Casual se pide en barra pero requiere de una atención personalizada en mesa.

En estos restaurantes se prescinde del poco estético e higiénico contenedor de basura donde el cliente finaliza su propio servicio depositando los restos en él. De esta manera, se evita juntar restos de comida con la presencia del resto de comensales que aún están disfrutando de la suya.

La restauración Fast Casual va acompañada de una decoración y un interiorismo adecuado para aquellos clientes que paran a comer durante su jornada de trabajo. Su tiempo es limitado, así como su presupuesto, pero no por eso el menú ha de ser poco saludable. Este punto está consiguiendo destronar al concepto de Fast Food o comida rápida.

Los mejores extras para un restaurante Fast Casual

Hemos entrado en un año en el que los avances tecnológicos y la era digital no harán más que seguir consolidándose. Por este motivo, los restaurantes Fast Casual deberán ofrecer además un valor añadido a sus servicios.

Extras como conexión wifi adaptada a todo tipo de dispositivos móviles, beacons con recomendaciones en la zona, página web e información en la redes sociales, etc serán muy agradecidos por los clientes.

Y es que la experiencia del cliente es cada vez más tenida en cuenta por los empresarios de la restauración, porque saben que su público objetivo la valora considerablemente.

Dignificar los productos del Fast Casual

Uno de los principales objetivos de este nuevo sector es conseguir que su comida sea consideraba de calidad. Alejando la idea de la comida elaborada en cadena.

La recesión económica que propició la aparición de este tipo de servicios siempre ha estado en contra de la imagen de los mismos. El concepto de Fast Casual pretende romper con todos esos estereotipos, sirviendo comida de calidad digna de cualquier restaurante.

Las franquicias de Fast Casual han sabido desvincularse de los establecimientos de Fast Food utilizando una estética más cuidada y comida más saludable, siendo la rapidez su mayor ventaja.

Este concepto parte de implantaciones en las que se atiende la demanda familiar o en automóvil y el desarrollo de nuevos servicios para atender a la clientela de siempre, pero también a la nueva, que llega a los restaurantes Fast Casual, fruto de las tendencias downgrade.

A los consumidores de todo el mundo les gustan las iniciativas ecológicas. Este es el principal motivo de que los restaurantes Fast Casual sean una de las mejores soluciones low cost para este tipo de público.